domingo, 10 de mayo de 2009

Heterarquía, Homoarquía y Jerarquía

La heterarquía es un sistema de organización lleno de superposiciones, multiplicidad, ascendencia mixta o divergente, pero todos sus elementos coexisten con las pautas de relación. En este tipo de sistema no existe un único subsistema gobernante, cada subsistema ejerce cierta influencia sobre los demás pero no decide por sobre ellos.

Todo actor individual decide sobre sí mismo, pero no posee la capacidad para decidir sobre cualquiera de los demás actores.

En las ciencias de la comunicación, las redes heterárquicas contienen elementos en los que cada uno tiene carácter horizontal y en sus posición de poder y autoridad cada cual realiza un papel teóricamente igual al resto.

Por un lado hay que comprender lo que es una jerarquía, en la que cada elemento de un conjunto se debe a uno superior. Pero, a su vez, cada nivel en un sistema jerárquico está integrado por un grupo potencialmente heterárquico (pueden coexistir los dos sistemas).

Los miembros de una sociedad heterárquica se perciben unos a otros como autónomos, valoran la cooperación más que la competición, pero conociendo que la ganancia para unos, no es la misma para otros.

Los órdenes sociales de la posmodernidad se nos presentan como complejas redes comunicativas, en las que cada vez aparecen más líneas que unen a los elementos. En tales sociedades se vuelve imposible realizar un juicio si se intenta analizarlas con el modelo de la jerarquía común.

Heterarquía puede ser definida como la relación de elementos entre sí cuando no poseen categorías de poder entre ellos o cuando poseen el potencial para ser clasificados en una serie de diferentes maneras, y por lo tanto no es estrictamente lo contrario a la jerarquía. Sin embargo, su antónimo sería la “Homoarquía”, la relación de elementos entre sí cuando tiene la posibilidad de ser clasificados de una forma única.

Las relaciones políticas y sociales heterárquicas son múltiples y dinámicas estructuras de poder que gobiernan las acciones del sistema. Representan diferentes tipos de estructuras en red que permiten distintos grados de conectividad.

En un sistema de árbol, la jerarquía de cada nodo está conectada a uno de los “padres” en la parte mayor del de nodo y tiene más nodos secundarios. En un sistema heterárquico, sin embargo, un nodo puede conectarse a cualquiera de sus alrededores nodos sin necesidad de ir a través de obtener el permiso de algún otro nodo superior.

Socialmente, una red heterárquica distribuye la toma de decisiones entre los participantes, al tiempo que una jerarquía ‘de árbol’ asigna mayor poder y privilegio a los miembros más altos en la estructura.

La heterarquía también puede definir la flexibilidad de las relaciones formales dentro de una organización y la dominación y subordinación de los enlaces puede ser revertida y los privilegios pueden ser redistribuidos en cada situación, según las necesidades organizativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario